Habitos Millionarios 2 – Amor

Blog

To view in English go here.

– Transcripción 

Bienvenido a Tu Vida Ilimitada, Soy Carlos Marín, autor del bestseller número uno: La Fórmula de Éxito Ilimitado. Como tú sabes, yo soy un gran creyente de que todos tienen el poder dentro de ellos mismos para ser tremendamente exitosos y ricos, de poder ser, hacer y tener cualquier cosa que quieres, si consigues la mentalidad y utilizas las estrategias de la persona que ya lo es, que ya lo hace y que ya lo tiene. El gran problema, es que en el pasado no nos han enseñado cómo acceder a ese poder, a propósito. En el show de la semana pasada comenzamos a hablar sobre los siete estados mentales, las características o patrones de éxitos claves de emprendedores millonarios.

Como tú bien sabes, los últimos 30 años yo he estado trabajando con emprendedores, y la meta número uno de todos los emprendedores que yo he conocido es tener esa libertad económica, o sea, hacerse millonarios. Te enseñé que la primera clave para hacer eso es claridad de visión, tienes que saber con claridad absoluta el resultado final, o sea, el sueño, la meta, la vida que quieres vivir, el estilo de vida que deseas, el estilo de vida que quieres darle a tus seres amados. Tienes que saberlo y conocerlo con total claridad, porque así tienes dirección, así sabes hacia dónde vas.

El día de hoy vamos a hablar de otra de esas claves, otro estado mental que normalmente es ignorado, y actualmente ignorado como una de las claves del éxito, y este es uno de los secretos más grandes. Este hábito número dos es que tienes que completamente amar lo que haces. Y digo completamente, porque esto no es algo que tú prendes y apagas. Esto no es algo que es frío un día, caliente otro día, esto es algo que estás totalmente, completamente, y apasionadamente enamorado o enamorada con lo que haces, esto es algo que te hace sentir bien, esto es algo que te llena, esto es algo que te gusta, esto es algo que te apasiona, es tu pasión, es tu misión de vida.

Los triunfadores muchas veces comenzando sus carreras ni siquiera entienden esto, están tan enfocados, obsesionados con la meta, con el sueño, con ser rico, que a veces dicen, “Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa para lograr mi meta, gústeme o no me guste”. Pero muchas veces no sabemos ni entendemos que cosas nos gustan, o qué cosas no nos gustan.

A todos los niños les gusta jugar, y les gustan los deportes, o jugar con las muñecas, o un montón de fantasías y cosas que luego en la vida no relacionamos – esa cosa que nos gustaba hacer cuando éramos niños – con algunas cosas que los adultos hacen. Yo digo que los negocios son los deportes de los adultos que las profesiones y lo que tú haces en la vida, tu ocupación, tu vocación, son los juegos de los adultos. Pero muchas veces no nos enseñaron esas cosas. ¿Por qué? Porque nos enseñaron que lo que tenemos que hacer para tener éxito es, ¿qué? Es luchar, es trabajar durísimo, es sacrificar todo. A veces hasta dicen, “Vender el alma al diablo,” para lograr el éxito.

Quiero que sepas una cosa. Yo no digo que no hay que trabajar duro, pero yo prefiero decir que hay que ser consistente, y hacer un esfuerzo a veces super humano para tener éxito. En estas charlas de TED que están en Internet, una vez tuvieron a Steve Jobs en TED, y le preguntaron sobre cuál era la clave más importante del éxito. Jobs enseguida brinca, se pone de pie y dice, “Esa es fácil. La clave del éxito es que tienes que amar lo que haces, porque si no, no vas a sostener la intensidad de esfuerzo necesario para lograrlo”. ¿Qué es lo que es intensidad de esfuerzo? Es una consistencia, es una persistencia, es poner todo tu ser, toda tu alma, toda tu mente, todo tu cuerpo, todo tu todo, en lo que estás haciendo. Y yo lo comparo muchas veces con los deportes, si has jugado deportes – o sea, yo jugué fútbol, béisbol, basquetbol – si has jugado deportes, o si has hecho algún tipo de baile, ballet, flamenco si eres mujer, gimnasia, si has hecho algún deporte entiendes bien que hay que practicar y hay que poner toda tu mente, todo tu cuerpo, todo tu físico, toda tu emoción, todo lo tienes que poner en lo que estás haciendo para ser el mejor. Entonces, en los negocios funciona de la misma manera. Lo que Steve Jobs estaba diciendo es que el amor es lo que genera esa intensidad de esfuerzo consistente, persistente que te lleva a la cima.

Ahora, fíjate cómo funcionamos los seres humanos. El diccionario Webster define el amor como: “Afección fuerte para alguien o algo”. Mira, yo no sé, pero afección fuerte me deja así, como un poco flojo, “Afección apasionada para otro o algo.” Un poco más fuerte, pero es que, ¿afección? Esto es como un deseo ardiente, esto es como una obsesión y eso es porque el amor es una emoción, y por eso digo, completo amor.

Tienes que estar completamente enamorado con lo que haces. ¿Por qué? El amor es una fuerza espiritual. Es la emoción más fuerte, más grande que uno puede tener. Amor es la fuerza más poderosa en el universo. Amor atrae el objeto de su afección, sumamente importante. Atrae el objeto, porque amor es más que una afección fuerte, es una obsesión fuerte. Es que lo tienes que estar viviendo, tocando, sintiendo constantemente, es una fascinación apasionada. Entonces, cuando entendemos eso, y tratamos lo que hacemos de esa manera, las cosas cambian totalmente.

El amor une, por eso cuando hablamos del amor entre el hombre y la mujer, cuando un hombre y una mujer están enamorados, están súper atraídos uno al otro, quieren estar juntos todo el tiempo, quieren hacer el amor, quieren conectar sus cuerpos y ser uno físicamente. O sea, el amor une, ata. Une de una forma impresionante y además magnifica, magnifica la emoción, expande lo que estás haciendo, expande tu mente, tu cuerpo, tu emoción, multiplica, incrementa.
Yo estoy un poco energético el día de hoy, porque este tema me apasiona, y sabrás por qué en un segundo. El amor incrementa energía, incrementa impulso, motivación, hasta confianza. Te motiva a mejorar, a crecer, a expandir constantemente y promueve persistencia y consistencia. El amor crea alegría, crea felicidad, y crea éxito. Sumamente importante entender estas cosas.

Mi historia. Algunos de ustedes saben que yo no fui a la universidad, al “college.” ¿Por qué? Simplemente porque cuando yo era chiquito me dijeron que yo iba a ser abogado. Entonces en la escuela tuve una tarea de pasarme un día con un abogado, y vi que tenían que defender gente que era culpable y yo era un muchacho muy idealista en ese entonces. ¿Y sabes qué? Decidí ahí mismo que no iba a ser abogado. Y mira, no estoy menospreciando abogados. Yo tengo amigos, muy, muy buenos amigos, que son abogados. Algunos que son hasta de mis mejores amigos. No estoy menospreciando ni maldiciendo a nadie. Pero yo perdí mi rumbo, y entonces no sabía qué quería hacer. Miré diferentes profesiones, esto y lo otro, porque mis padres querían que fuera un profesional. Pero les decía a mis padres: “Mira, no encuentro que quiero hacer, entonces no voy a ir a la universidad, no voy a gastar ese dinero, y voy a entrar en negocios y voy a ver qué me gusta, y luego entonces lo estudio. Bueno, me metí en las ventas, y luego en seguros, y por ahí me encontré con unos mentores, unas personas que estaban en redes de marketing. Y estas personas dijeron que estaban dispuestos a enseñarme cómo hacerme millonario. Entonces, como yo no tenía una fila de millonarios esperándome en mi casa para enseñarme nada, decidí entrar en negocios con ellos.

Resulta que hablar en público era una cosa clave en ese negocio, porque estás dando presentaciones constantemente, incluso en hoteles, presentaciones grandes, etcétera. Y resulta que yo tenía miedo de hablar en público, porque se habían reído de mí en la escuela, en el segundo grado, dando un reporte oral en la clase. Entonces yo tuve que superar ese miedo a hablar en público. Pero yo amo lo que hago. ¿Por qué? Porque mira, atando eso de lo que juegas y haces como niño con lo que hacen los adultos, en la escuela yo jugaba deporte, y yo era el “running back” – el que cargaba la pelota, en “football”, estrella de mi escuela, de mi “High School.” Entonces, me encantaba rendir -perform- es la palabra en inglés. También tenía un sueño de ser el cantante de una banda. O sea, una vez más una persona que actúa, una persona que rinde, una persona que es de alto rendimiento. Yo no sabía que eso tenía una conexión con hablar en público. Pero cuando empecé a hablar en público, y lo empecé a hacer bien, me enamoré de eso.

Me enamore del impacto que tenía en la gente de hacer a la gente feliz, de ayudarles a cambiar sus vidas. Hoy día yo amo lo que hago. Enseñando, entrenando, orando en público, transformando vidas. Ese es mi propósito de vida, esa es mi pasión, esa es mi misión. Y cuando tú haces lo que amas, cuando tú haces tú propósito de vida pierdes noción del tiempo.

Tú ves que de vez en cuando miro para abajo, es que hay un reloj ahí, y yo sigo mirando el reloj, porque pierdo noción del tiempo total. Entonces, para mantenerme en mi marco, en mi paso, siempre estoy mirando ahí. Pero cuando haces lo que amas te da una felicidad, te da una alegría, que pierdes noción del tiempo. Entonces, cuando tú haces lo que amas, es tu propósito, es tu pasión, es tu misión de vida. Encuentra eso. Encuentra lo que completamente amas. Tú disfrutas hacerlo, y entonces como es tu don, como es tu talento, bendices al resto de la humanidad con esos dones y con esos talentos.

Te exhorto a que encuentres lo que amas en tu vida. Esto es una mentalidad, una creencia, una actitud, una perspectiva, una forma en que tu mente está fijada, que se convierte en tu carácter y cuando vives tu vida con esta mentalidad, te conviertes muy atractiva, muy atractivo; atraes personas, circunstancias correctas a ti; tomas decisiones y acciones correctas, espontáneamente; y te conviertes en un imán del éxito y riquezas, y todo lo que haces va a prosperar.
Te aseguro que todo emprendedor millonario, conociendo esos principios, o inconsciente de esos principios, los ha usado para lograr su éxito en la vida. Así que por favor, comparte este show con cinco personas que amas. Cinco personas que tú quieres que sean millonarios, y que sabes que ellos quieren ser millonarios.

Comparte el amor. Ayúdame a mí a ayudarte a ti. Ayúdame en mi misión, a empoderar a millones de personas alrededor del mundo a saber su verdadero poder y grandeza, para ser libres y vivir su vida ideal. Así que, si no lo has hecho todavía, inscríbete por favor en mi canal de YouTube, y compártelo con todos tus amigos y seres amados, para que ellos también, junto contigo, puedan ver fácilmente todos estos shows en un sólo lugar gratis, todas la semanas. La dirección es: http://youtube.com/CarlosMarinTV. Hasta la próxima semana. Vive tu vida ilimitada, y que Dios te bendiga.

Signature

(29) comments

Add Your Reply
Jamas Te Pierdas Un Video o Artículo de Carlos

Obtén notificaciones de Carlos Marin directamente a tu email y nunca te pierdas un video o artículo.

Tu informacion nunca sera compartida con nadie
x