Hábitos Millonarios 4 – Concentración Enfocada Constructiva

Blog

To view in English go here.

– Transcripción 

Bienvenido a “Tu Vida Ilimitada”, Soy Carlos Marín, autor del best seller número uno “La Fórmula de Éxito Ilimitado”, estamos en medio de una serie de siete shows donde te estoy enseñando los siete estados mentales claves de emprendedores millonarios.

La primera clave fue “claridad de visión”, tienes que saber a dónde vas, que quieres, quién quieres ser, que es lo que quieres hacer, qué estilo de vida quieres vivir.

Segunda, tienes que tener “completo amor por lo que haces”. Para poder sostener la intensidad de esfuerzo, es necesario amar lo que haces.

Tercera, “compromiso”, tienes que venderte al sueño. Compromiso es lo que convierte desear y querer en intención y expectativa, y en la vida recibes lo que tienes, la expectativa de recibir.

El día de hoy vamos a hablar de algo sumamente importante, es un hábito que es la clave absoluta para poder dirigir tu mente a propósito; estoy hablando de concentración enfocada constructiva, constructiva porque hay mucha gente que se concentra y enfoca en cosas destructivas.

Concentración enfocada es atención y a dónde va la atención la energía fluye. Todo en el universo es energía, nosotros somos energía, tus pensamientos son energía, tus creencias son energía, todo lo que tú quieres en este mundo, todo el resultado que tú quieres crear es energía y donde existe atención la energía fluye automáticamente. Tienes que entender que la atención, el enfoque, es el poder para dirigir tu propia mente.

En las escrituras espirituales y en la religión hablan del libre albedrío. ¿Y qué es el libre albedrío? Es la habilidad de enfocar tu atención a propósito, eso es lo que tú tienes libre albedrío de hacer. Porque es la forma en que tú diriges tu vida. ¿Y sabes cuál es la pena de todo eso? Que la mayoría de las personas han estado funcionando tan automáticamente que son otras las personas que están dirigiendo su atención, y por lo consecuente, no tienen libre albedrío.

Los psicólogos dicen que todas las personas, los seres humanos, tenemos más de 70,000 pensamientos por día, y que más del 93% son los mismos pensamientos de todos los días. ¿Sabías que tienes más de 70,000 pensamientos por día? Yo tampoco. ¿En qué estamos pensando? Esas son nuestras creencias y nuestra mentalidad habitual que ya ha sido creada. Eso es lo que está produciendo el resultado que tenemos en nuestra vida el día de hoy y si no te gusta el resultado la única forma de cambiar eso es a propósito dirigiendo tu atención.

La pregunta es, ¿en qué piensas? ¿En qué estás pensando la mayoría del tiempo? Por eso le digo a la gente: “Pon una alarma cada hora, y cada hora para y hazte la pregunta: ¿en qué estoy pensando? ¿En qué he estado pensando la última hora?, y toma notas”. Date cuenta de lo que estás pensando, hazte consciente de lo que estás pensando, porque la única forma de cambiarlo es ser consciente y dirigir tu atención a propósito.

Para la mayoría de las personas su atención es dirigida por otros: distracciones, la televisión, el Internet, los e-mails, los medios, etc. Si tú no diriges tu atención, estás viviendo tu vida basada en la agenda de otras personas. Los que anuncian por televisión, los que anuncian en Internet, esta gente entiende que quien consiga tu atención, consigue tu dinero.

¿Por qué las empresas pagan por la publicidad y todos los anuncios? El otro día vimos el Super Bowl, 4.5 millones de dólares por cada 30 segundos de comerciales, ¡4.5 millones de dólares por 30 segundos! ¿Por qué crees que están pagando eso? Porque saben que cuando estás viendo televisión estás en un estado alterado, y en ese estado alterado estás susceptible a sugerencias y por eso están dispuestos a pagar tanto dinero.

Quien te dirige o lo que dirige tu atención, dirige tu vida, por eso es que digo que consciencia es realidad y tienes que entender una cosa, tú no te puedes enfocarte en lo que amas y lo que temes a la mismo tiempo. Tu mente no funciona de esa forma, tú no puedes ver tus problemas y tus sueños a la misma vez. Tu mente funciona como una cámara, como esta cámara que me está filmando aquí desde diferentes ángulos. Esa cámara está enfocada en mí, no pueden ver a Ceci ni a Chris ni a Casi por allá, ni lo que está pasando por aquí ni lo que está pasando por allá. No pueden ver más nada, salvo a donde está enfocada y si usando ese lente, que son muy buenos, hicieran más zoom, hasta los poros de mi cara podrías ver.

Por lo tanto, cuando enfocas, le haces zoom, acercas la imagen, la haces más grande, ves más distinciones, la haces más real. Entonces, cuando te enfocas en un problema y le das vueltas y lo ves de diferentes ángulos, ¿sabes lo que sucede? Ese problema crece y se hace más grande, más fuerte, más peligroso.

Pero lo mismo es con tus sueños, cuando te enfocas en tus sueños y los clarificas y los haces más grandes, les das más color, más distinción, los defines más claramente, estás haciendo zoom en ese sueño y cuando mantienes tu enfoque, tu atención constante en ese sueño, ese sueño crece y se hace más grande, porque en lo que te enfocas constantemente crece en tu vida. Así que por eso aprende a enfocarte en sueños; tus sueños, no en tus miedos. Enfócate en soluciones, no en problemas. Cada problema trae su propia solución.

Algunas personas dicen: “Carlos, estás loco, eso no es cierto.” Y yo digo: “¿De verdad? ¿Por qué?” -“Porque mi problema es que no tengo suficiente dinero para pagar mis cuentas”. ¿Cuál es la solución que ese problema trae? Es bien simple: ¿No tienes dinero suficiente para pagar las cuentas? Entonces encuentra la manera de ganar suficiente dinero para pagar las cuentas. -“¿Pero cómo puede ser eso la solución?” Sí, eso significa que lo que estás haciendo no está funcionando. Si lo que estás haciendo no está funcionando, haz algo diferente.

Por eso soy tan proponente de lo de marketing en redes y venta directa, porque por muy poco dinero cualquier persona puede comenzar en su propio negocio. -“Pero yo no sé cómo hacerlo”; aprende de alguien. Eso es lo bonito y lo fenomenal que tiene, aprender de alguien. Cada problema trae su propia solución, no tengo suficiente dinero: gana más dinero, tengo muchas deudas: gana suficiente para ser libre de deudas, no tengo suficiente: gana suficiente para ser financieramente libre. Encuentra soluciones, busca opciones.

Existe una ley muy interesante llamada la “ley de la polaridad”. Esa ley dice que todo es dos cosas, lo que quieres y lo que no quieres, caliente y frío, alto y bajo, positivo y negativo, etc. Lo que tú no quieres, odias o no deseas en tu vida, existe algo opuesto a eso y esa es la solución de tu problema y ahí es donde tienes que enfocarte.

Los triunfadores imaginan su futuro, luchan hasta el final y deciden lo que quieren y se enfocan en sus sueños logrados, y eso multiplica la actitud mental positiva que te hace atractiva, atractivo, que hace que la gente positiva esté atraída a ti. Atraen condiciones positivas, situaciones positivas, gente positiva, todo lo positivo, en lo que te enfocas en tu vida constantemente crece. Tú puedes hacer esto, tú puedes aprender esto.

La semana pasada te conté sobre mi historia; mi historia de compromiso con ese mentor que tuve, que aprendí tanto de él, pero además de eso, otros mentores me enseñaron a crear una historia de vida ideal. Me vendí al sueño, creé una historia de vida ideal y la contemplé constantemente. Creé un tablero de sueños, corté fotos de todo lo que quería en mi vida, desde el tipo de casa, el coche, viajes, lo que quería hacer con mi familia, con mis hijas, lo que quería dar a mi iglesia. Creé un panorama visual de todo lo que yo quería en mi vida y así fue como logré esas cosas. Tenía fotos en el refrigerador y en el espejo del baño. Medité, visualicé y sentí todas las mañanas, todas las noches, 20 a 30 minutos cada mañana, cada noche lo hice real en mi mente, y a veces durante el día si me sentía un poco bajo de ánimo, me metía en el baño en algún lugar y me ponía a visualizar por dos, tres, cuatro, cinco minutos, y me subía el ánimo, eso de meditar y visualizar es sumamente impactante.

Esos tableros de sueños y fotos mantienen ese enfoque, esa visión y eso es lo que yo hice en esos 29 meses, que fue mantener mi enfoque en mi sueño, constantemente. Y eso, mantener ese enfoque, es lo que me dio la confianza, es lo que me dio el ánimo y la emoción para en 28 meses hacerme millonario. -“¿Crees que es muy fácil?” por mi propia experiencia y por todo lo que he ayudado a otros te puedo decir sin ninguna duda que estos patrones mentales habituales son tan potentes que producen resultados automáticamente. Cada triunfador millonario ha dominado estos hábitos, ha tomado dominio de ellos y los ha hecho de él o de ella, y tú lo puedes hacer también. Tú lo puedes hacer, tienes que entenderlo, tienes que saberlo, tienes que venderte a esto. Tú puedes ser millonario, lo único que tienes que hacer es dominar estos hábitos con consistencia, y hacerlo una y otra vez hasta dominarlo y hacerlo habilidad.

Así que comparte este show con cinco personas que amas y quieren ser millonarios, comparte el amor. Ayúdame. Únete a mi misión, a empoderar a millones de personas a ver su poder interno, su grandeza, ser libres y vivir su más alta visión.

Suscríbete a mi canal de YouTube si no lo has hecho, ve y hazlo ahora mismo en http://Youtube.com/CarlosMarinTV. ¿Por qué? Para que puedas fácilmente ver todos estos shows todas las semanas. Que tengas una excelente semana y hasta la semana que viene. Que Dios te bendiga y vive tu vida ilimitada.

Signature

(20) comments

Add Your Reply
Jamas Te Pierdas Un Video o Artículo de Carlos

Obtén notificaciones de Carlos Marin directamente a tu email y nunca te pierdas un video o artículo.

Tu informacion nunca sera compartida con nadie
x